DISTRIBUCIÓN DE CALOR

La elección perfecta garantiza el confort
Distribución del calor
FORMAS DE TRANSMISIÓN DEL CALOR

  • Conducción: Es básicamente la transmisión del calor cuando dos cuerpos sólidos entran en contacto, aunque tabién se produce en los fluidos. El cuerpo más caliente, cede calor por contacto al que está más frío.
  • Convección: La condición necesaria para que exista transferencia térmica por convección es la existencia de un fluido. Las densidades de un fluido ó gás, dependen de la temperatura. La transmisión por convección se produce cuando dos fluidos se encuentran a diferentes temperaturas, el fluido más caliente tiene menor densidad y por lo tanto asciende siendo ocupada la zona por el fluido menos denso ó más frío.
  • Radiación: Es la única forma de transmisión de calor que no necesita un medio material para la transferencia térmica ( fluidos, agua, aire,...etc). Cuando dos cuerpos están a distintas temperaturas, intercambian calor por radiación ( ondas electromagnéticas ), aunque no estén en contacto ni haya aire u otro fluido entre ellos. La radiación de calor, se produce en todas las direcciones del espacio.

Distribución de Calor
TIPOS DE EMISORES MAS HABITUALES
SUELO RADIANTE
Concepto Suelo Radiante

La calefacción por suelo radiante, es un sistema de transmisión del calor por radiación. Consiste básicamente en una red de tuberías embutidas en el suelo, por las que circula agua caliente a una temperatura entre los 35ºC y los 45ºC en función del tipo de pavimento utilizado y de la estancia a calefactar. La transmisión del calor hacia la estancia, se produce por radiación.

Suelo Radiante
Suelo Radiante
Componentes del suelo radiante
  • Plancha Aislante:
    • Aloja y dispone los tubos de circulación del agua caliente, de tal forma que garantizen la correcta distribución y emisión del calor.
    • Aisla térmicamente, de tal forma que se eviten las pérdidas de calor en el sentido no deseado es decir, favorecer que el calor fluya hacia la estancia a calefactar y no en sentido contrario.
    • Aunque es una función añadida, favorece el aislamiento acústico de la vivienda.
  • Tubo:
    • Circulación y retorno del agua.
  • Banda Perimetral:
    • Absorve dilataciones del mortero y elimina los puentes térmicos que se pueden producir entre el suelo radiante y la parte estructural de la vivienda.
  • Colector:
    • Divide la vivienda en circuitos y reparte el caudal apropiado a cada uno de ellos.
    • Los componentes de un caudalímetro son básicamente caudálimetros, cabezales termoeléctricos, llaves de corte y aislamiento, válvulas de llenado y vaciado, purgadores y en algunos casos incluyen tambien termómetros.
  • Mortero:
    • Sirve como elemento de acumulación y transmisión del calor que circula por las tuberías de suelo radiante.
    • Aunque no forme parte específica del suelo radiante, la aplicación correcta del mortero encima de la plancha y tubos del suelo radiante, es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema.
Cálculo e Instalación

El cálculo del suelo radiante requiere se realizado mediante un estudio detallado de la vivienda, teniendo en cuenta las cargas térmicas de cada estancia, a fin de determinar los diámetros de tubo, paso de tubo ó distancia entre los mismos, caudales y densidades de flujo térmico. Renovgal, establece su propio software de cálculo en base a las directrices de la norma UNE-EN 1264, lo que nos garantiza un rendimiento óptimo de la instalación.

El uso de ratios comerciales, ó el cálculo "a ojo" de un suelo radiante serán con toda seguridad ineficacias futuras del sistema ó sobredimensionamientos innecesarios de la instalación. Solicitar siempre el estudio detallado del cálculo del suelo radiante nos evitará muchas sorpresas.

Ventajas del suelo radiante

  • Toda la superficie del suelo irradia calor, no existiendo diferencia de temperaturas en una misma estancia.
  • La temperatura del agua en circulación como dijimos anteriormente se sitúa entre los 35ºC y los 45ºC, manteniendo entre 24ºC y 27ºC la temperatura de la superficie del suelo.
  • No calienta el aire sino que irradia el calor hacia todos los elementos de la estancia, paredes, objetos, personas,..etc. Al no calentar el aire, no reseca el ambiente y además favorece el que no haya partículas y polvo en suspensión, dado que no hay efectos convectivos. Este hecho es una de las principales diferencias con un sistema de emisión tradicional de radiadores. El radiador que trabaja con temperaturas de circulación del agua próximas a los 70ºC, basa su funcionamiento precisamente en el hecho de calentar masas de aire que debido a las diferencias de densidad se van moviendo y aportando calor a la estancia.
  • No existen elementos emisores visibles lo que permite una mayor versatilidad arquitectónica y decorativa.
  • Se reducen las perdidas de calor por renovación del aire. Al no calentar el aire de la estancia, la ventilación natural ó forzada de la misma, no impacta tan bruscamente en la pérdida de calor de la vivienda a diferencia de un sistema por radiadores.
  • Si observamos las siguientes curvas de calor en función de la altura, nos damos cuenta que la curva del suelo radiante, es la que más se aproxima a la curva ideal es decir, el calor se situa donde realmente lo necesitamos. En el ejemplo vemos que entre los 10 cms y hasta los 2 metros de altura, la temperatura de la estancia se mantiene constante, a diferencia por ejemplo de los radiadores convencionales, que como observamos, a medida que nos acercamos al techo, la temperatura vá aumentando. Es por lo tanto un sistema de alta eficiencia energética.

Ventajas del suelo radiante
RADIADORES BAJA TEMPERATURA

La característica principal de los radiadores de baja temperatura como su nombre indica, es la de obtener el confort térmico en las estancias calefactadas, trabajando con temperaturas de impulsión del agua caliente en un entorno entre 35ºC y 45ºC.

Los radiadores convencionales que todos conocemos, trabajan con temperaturas de impulsión cercanas a los 70ºC, por lo que su forma principal de transmisión es la de calentar el aire que le rodea y debido a las diferencias de densidades entre el aire caleinte y el aire frío, se forman los fenómenos convectivos que hacen que las masas de aire caliente, se distribuyan por la estancia.

Sin embargo, los radiadores de baja temperatura, al trabajar con temperaturas de impulsión inferiores, reducen la cantidad del aire calentado, incrementando la transmisión por radiación en aproximadamente un 65% frente a los convencionales.

El hecho de favorecer el fenómeno de la radiación, implica todas las características positivas de esta forma de transmisión y que recordamos brevemente:

  • No calienta el aire tanto como los convencionales, por lo tanto no lo reseca y mantiene las condiciones higrométricas naturales.
  • Al no calentar el aire en exceso, no provoca movimientos de aire, reduciendo las partículas de polvo en suspensión.
  • Se reducen las perdidas de calor por renovación.
  • Mejoran la eficiencia energética, al trabajar con menores temperaturas de impulsión.

Aplicaciones de los Radiadores de Baja Temperatura

Los radiadores de baja temperatura, son una opción muy eficaz trabajando con sistemas geotérmicos ó aerotérmicos. Asimismo, y dado que prácticamente se igualan las temperaturas de impulsión con las del suelo radiante, es factible combinar ambos sistemas. Pongamos un ejemplo; supongamos que hemos selecionado para nuestar vivienda el suelo radiante como sistema de emisión de calor, pero queremos calefactar un bajo cubierta, cuya altura se vería reducida si ponemos suelo radiante, pues bien, una solución eficaz y consecuente con el concepto de eficiencia energética, sería la de instalar radiadores de baja temperatura en el bajo cubierta, obteniendo el confort deseado y manteniendo los criterios de ahorro económico.

La mayoría de los radiadores de baja temperatura, cuentán además con un sistema de ventilación tangencial muy silencioso que incrementan la respuesta del emisor todavía más.

Otra aplcación ó característica adicional es que los radiadores de baja temperatura, pueden trabajar proporcionando calor ó frío, es decir, si tenemos una bomba de calor geotérmica reversible ó una aerotermia como sistema generador, podremos emitir calor para la calefacción en invierno y frío durante el periodo estival.

Radiadores Baja Temperatura
RADIADORES CONVENCIONALES (ALTA TEMPERATURA)

Muy extendidos y de sobra conocidos. Permiten emitir a altas temperaturas.

Radiadores Alta Temperatura
FANCOILS

Es una unidad alimentada por agua caliente o fría desde la unidad principal que puede ser una bomba de calor. El fancoil impulsa el aire mediante un ventilador mientras éste atraviesa una parrilla por la que pasa el agua caliente o fría produciéndose así el intercambio de temperatura. Tras pasar por el filtro, el aire calentado o refrigerado sale al exterior climatizando el ambiente.

En lineas generales pueden ser vertcales u horizontales, en pared, suelo o techo y ser instalados a la vista o encastrados.

Fancoils

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí. Cerrar